EnglishSpanish
EnglishSpanish

¿Sabías que la Inteligencia Artificial es un facilitador importante en el núcleo de las tecnologías aplicada al cambio climático?

La IA como una pila de datos, algoritmos de aprendizaje y dispositivos de detección tienen el poder de ayudar con la disociación del impacto ambiental, es decir, con la disminución del daño ambiental. Por tanto, existen múltiples beneficios que vienen acompañada de la inteligencia artificial para abordar este desafío.

Primero, la inteligencia artificial (IA) es capaz de desacoplar impactos, como por ejemplo disminuir el daño ambiental, incluidas las emisiones de CO2, aprovechar cantidades masivas de datos, algoritmos de aprendizaje y dispositivos de detección.

Por ejemplo, a través de la Inteligencia Artificial se pueden detener las emisiones en el sector energético para pronosticar el suministro y la demanda de energía en la red, mejorar la programación de las energías renovables y reducir las emisiones de combustibles fósiles durante el ciclo de vida mediante el mantenimiento predictivo.

De igual manera la IA también muestra beneficios en la disociación de recursos, o la disociación de la producción económica del volumen de recursos utilizados del medio ambiente, con materiales como el agua y tierra.

Un ejemplo claro es si se implementara en los sistemas alimentarios; esta tecnología puede ayudar a monitorear mejor los rendimientos de los cultivos, reducir la necesidad de químicos y el exceso de agua a través de la agricultura de precisión y minimizar el desperdicio de alimentos mediante la previsión de la demanda y la identificación de productos en mal estado.

Además, los sistemas de inteligencia artificial se pueden utilizar en edificios y ciudades para ayudar automáticamente a controlar la calefacción y la refrigeración, así como a moderar la energía.

Aquí es importante tener claro que la inteligencia artificial no es una solución milagrosa, pero ciertamente puede ayudarnos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de varias formas.

Claramente la innovación tecnológica que fomenta la transformación digital para las principales industrias es muy prometedora, sobre todo, la adopción, implementación y aprovechamiento de aplicaciones de empresas de software de inteligencia artificial que luchan contra el cambio climático, ya que forjará nuestro camino hacia un futuro renovable más sostenible.